Un Windows que viene y otro que se va

Final Windows XP Muchas novedades me están llegando a mi lector de RSS y algunas bastante jugosas. Unas cuantas las tengo anotadas, otras me las dejo en mi carpeta de favoritos a falta de un poco de tiempo con el cual poder ver todo su potencial.

 En los próximos meses, Microsoft va a dejar de dar soporte al Windows XP. Ante la reticencia de muchos usuarios y empresas que consideran que no es el momento de gastarse el dinero en unas actualizaciones cuando el tema económico está tan complicado, los de Ubuntu están intentando arrimar el ascua a su sardina y aprovechando que su sistema es gratuito, hacerse con una parte del mercado de los sistemas operativos.Ubuntu contra Windows

 No es extraño. Desde que las administraciones públicas se dieron cuenta de la cantidad de millones gastados en software privativo, se pusieron en marcha para usar software libre. Por dar algún dato, cada año, solo en Europa se ahorran mas de 450.000 millones de euros por software en las administraciones públicas, si esto lo extrapolamos a empresas y particulares, el cambio que esta teniendo lugar es francamente asombroso.Windows 8 Pro

 Al mismo tiempo Microsoft, para no perder esta batalla, lanzo en Octubre su Windows 8 Pro. En Amazon se podía encontrar a un precio aproximado de 70€, algo mas de 131$. Pero no se quedan ahí. Para un mes antes del paso al olvido del XP, Microsoft plantea la salida de su suite estrella, el Office, para dispositivos con iOS y Android, con lo cual ya no funcionaria solo en su sistema Windows. ¿Será esta la nueva estrategia de mercado para el futuro de Microsoft?. Office para Android

 Lo que es cierto es que la crisis se está notando a nivel global y eso se quiera o no, afecta a las ventas. A pesar que Microsoft ponga toda la carne en el asador y se vuelque con su nuevo producto estrella del Windows 8, la experiencia ha demostrado que con las dos ultimas versiones, Vista y Windows 7, no se cubrieron las expectativas de las ventas y por lo tanto yo soy de la misma opinión que tienen los de Genbeta con respecto a que Microsoft ha puesto demasiadas expectativas con el nuevo S.O.

Informática, software y dinero

Windows En el tiempo de nuestros abuelos, había una frase que decía: Hoy la ciencia adelanta que es una barbaridad. En pleno siglo XXI donde antaño auguraban que nos desplazaríamos todos con naves espaciales personales, nos encontramos con un avance en el terreno informático un tanto extraño.

Cuando aun algunas personas se resisten a dejar el sistema operativo Windows XP, que apareció allá por el año 2002 con un montón de problemas, resulta que para los sistemas personales ha aparecido un Windows Vista sacado a correprisa y con tantos defectos que en poco más de año y medio, vio la luz el Windows 7. A este sistema, la mayoría de analistas lo calificaron de potente, estable y con unos requerimientos menores que el Vista.Windows XP

A estas alturas, al Windows XP se le ha acabado el soporte que daba Microsoft. Es evidente que habiendo otro sistema que parece estable y después de los años que hace que salio, le den puerta para olvidarse de el. Pero ahora resulta que en poco más de año y medio, se han sacado de la manga el Windows 8.

Linux Vale que los exploradores se estén actualizando constantemente a nuevas versiones, que por cierto, no nos cuestan un euro. Vale que los PC y los portátiles están cambiando constantemente, pero cada vez cuestan más baratos. Vale que los sistemas Linux saquen revisiones periódicas de su software, pero son gratuitos. Entonces… ¿Por qué un software de pago no arregla y mejora el sistema que hace poco que saco y en vez de ello se dedica a sacar cosas nuevas?

Como me decía un compañero: ¡Hombre! es que si no, no ganarían dinero.OpenOffice

Es curioso como un software, que no es algo físico como un PC y del que una vez creado se pueden hacer tantas copias como se quieran, puede llegar a ser tan caro. Tanto mas porque en según que entornos, lo único que te dan, es una hoja de papel con la licencia. Su unimos el Sistema operativo y un software de oficina como el Office y pedimos precio en cualquier distribuidor, nos encontramos con la sorpresa que los dos paquetes son tan caros como un portátil económico. ¿Es esto lógico?

LibreOffice El hecho de estos cambios constantes con el consiguiente desembolso por parte del usuario, han hecho que poco a poco, sea mas atractivo un sistema operativo de tipo Linux que además de ser gratuito, es robusto y pasar a una versión superior no supone un grave desembolso. Si a eso unimos un sistema de oficina como el OpenOffice o el LibreOffice, supone para un usuario domestico el liberarse de unos gastos que puede dedicar al pago de su conexión o donar lo que considere oportuno a proyectos de software libre que suela usar, para que continúen con su altruista tarea.