Tag Archives: verguenza

Culpa y Victimismo

falsedad y mentira Muchas veces hablamos de lo que es cierto y de lo que no y definimos las cosas como verdad cuando las creemos ciertas y mentira cuando las creemos falsas, aunque una mentira solo lo es si el que dice lo que es falso, realmente sabe que es falso, en caso contrario, lo que ha dicho no seria cierto, pero en ningún caso seria una mentira.

Victimismo De la misma forma, lo que consideramos que ocurre en un momento determinado, depende del punto de vista del que lo ve. Podríamos decir que la realidad depende del observador. Esto lo saben muy bien los jueces, pues cada día se tienen que enfrentar a dilemas de este tipo.

 Llegados a este punto podríamos preguntarnos: ¿Está en nuestro carácter el ser victimistas?, es decir, sentirnos victimas de otros y echarles las culpas de lo que nos ocurre. Cualquier cosa mala que nos ocurre o que no nos sale como esperábamos le echamos la culpa a los demás.

violencia machista Si analizamos los casos de violencia machista por ejemplo, nos daremos cuenta que muchas veces las personas que la ejercen culpan a los de su entorno más cercano por sus propias frustraciones.

 El entorno laboral es muchas veces fuente de este tipo de victimismo a todos los niveles. El jefe incompetente culpa a los subordinados cuando algo sale mal, un trabajador le echa la culpa a otro compañero para no llevarse la bronca del jefe. Los trabajadores culpan a los jefes de desorganización o incompetencia cuando les toca hacer un trabajo a toda prisa y los departamentos se culpan entre si cuando algo no sale bien.Hector Garcia

 Seguramente Hector Garcia (Kirai) tuviera razón cuando explicando sobre el Hansei, hablaba del concepto occidental de culpa y pecado que nos inculcan, el cual nos hacia ocultar nuestros fallos, mientras que el concepto de vergüenza que inculcan en otras sociedades como la japonesa, les haga admitir sus errores y al intentar superarlos, mejorar.

 Posiblemente seamos victimistas, pero en nuestra mano está el dejar de serlo y mejorar.

Diferentes culturas, diferentes valores en un mundo globalizado

Introspeccion TecladoExpandido me informa de una entrada en el blog de Kirai que dice que puede resultarme interesante. Después de lo leído coincido con el en algunas cosas, aunque me hago preguntas acerca de otras.

Menciona que nosotros, por nuestra cultura, damos importancia a la culpa y al castigo. En esto estoy de acuerdo con el. Nuestra escala de valores tiene un gran apoyo en la idea de culpa, es por ello, que aquel que no se siente culpable, después de haber hecho una cosa que nosotros consideramos “mala”, lo etiquetamos como persona “malvada”, aunque lo que haya hecho, no sea malo en si. P. Ej. Una relación prematrimonial hay quien lo considera malo (moralmente) aunque no lo sea, puesto que es una relación consentida y deseada por ambas partes.Culpa

En lo que se coincide por parte de expertos psicólogos, es que una persona mentalmente sana, debe tener una cierta empatía. Esto es lo que nos hace que ayudemos a una persona desvalida o curemos a un animal herido. Aquellas personas que no son capaces de sentirla, se encuentran en la mejor posición para no sentir culpa al hacer daño a alguien. Podríamos encuadrar en este apartado a asesinos en serie (psico-killers) e incluso dictadores totalitarios.

Verguenza El hecho que otra cultura considere la vergüenza al mismo nivel que nuestro sentimiento de culpa y que aproveche este sentimiento para mejorar, me trae a la mente la palabra “resilencia” y todo lo que de ella deriva.

El hecho de que a una persona no la descubran haciendo una cosa mala, o que aunque esté mal, esté convencida que como los demás (no lo sabe, pero lo cree así) también lo hacen, no esta mal hecho. Parece que atenúa su sensación de culpa.

Aquí muchas personas tienen la idea que el que se encuentra una cosa, es de el (evidentemente no todos piensan así), mientras que en el Japón, una idea clásica es que cuando robas algo a alguien, robas también parte de su espíritu y esto no lo consideran correcto.mundo unido

Al pensar sobre esto, me viene a la mente lo dificiles que llegan a ser a veces las relaciones entre personas de diferentes culturas, simplemente por el hecho de no llegar a comprender su forma de pensar y su filosofia de existencia. No me extraña que desde que el hombre es hombre, el dialogo haya sido la mejor arma contra los conflictos personales, raciales e incluso religiosos y la intransigencia, la prepotencia y los intereses, los más ardientes promotores de conflictos.