Dec 20

Comida, especulación y tensión social

aumento comida basica Según un reciente estudio, cuando a las personas se les disminuye la comida o se les aumenta el precio por ella, de forma que con el sueldo que tienen, no les llega para comer decentemente, las poblaciones tienden a las revueltas.

 No hay que ser un genio para saber esto. La revolución rusa y la francesa tuvieron ese comienzo, pero la primavera árabe tuvo el mismo principio y las que han ido llegando en estos últimos tiempos, tienen la misma pinta.mercado futuros comida

 La especulación que antaño se hacia con el ladrillo, ahora se ha desplazado al mercado de futuros de la comida y el oro. Hay quien incluso llega más allá y ha comprado trozos de glaciar para no quedarse sin agua dulce.

 Que los gobiernos deben controlar la especulación alimenticia, es algo que a cualquier economista no es posible que se le pase por alto. Pero si el economista responsable de poner en cintura a los especuladores, en vez de ello, el conocimiento lo usa para especular el también, no se da cuenta de lo que está haciendo.subida precios comida

 Cuando la comida sube, sube para todos. Cuando al labrador le obligan a trabajar con márgenes muy bajos, usa productos de alta rentabilidad pero dañinos para la salud, con lo cual los propios que especulan se están comiendo en cada comida, la propia enfermedad que generan. Lo lamentable del caso, es que los demás también lo estamos haciendo y ese coste en salud, inasumible según el gobierno, esta provocado por la propia desidia de gobernantes y la criminalidad de los especuladores.subidas precios

 El incremento de tensión social, tampoco favorece a nadie, los radicalismos se exacerban y cualquier chispa, por nimia que sea, hace saltar por los aires toda la ira y tensión contenida. Cualquier simple tema puede provocar una debacle: el aborto, la salud, la corrupción, la violencia policial, los toros, los impuestos, la religión, etc.

emigracion española Desgraciadamente, muchos de esos temas se están produciendo cada día y si no ha ocurrido nada, es porque la mayor parte de la población, es algo más sensata que hace un par de siglos y desde luego, bastante más que sus gobernantes. Hay bastantes que no se quedan a luchar por sus derechos en su país, porque lo consideran tiempo perdido y se marchan a vivir, trabajar y mejorar un país ajeno ante la incomprensión del suyo propio.

 Mientras tanto, los dioses siguen haciendo de las suyas y enfrentan a creyentes contra laicos y a dibujantes contra administraciones, creyentes e intransigentes de cualquier raza, color o etnia.

 Mundo de absurdos.

 

Feb 01

Divorcios, física y gobiernos en un mundo globalizado

indignación ciudadana Cuando en un matrimonio uno es siempre el que estira y el otro siempre el que tiene que ceder, la cosa suele acabar en divorcio el día que el que siempre cede, se planta y dice “hasta aquí hemos llegado”.

 En un país, el pueblo y sus gobernantes suelen ser como un matrimonio. Si el gobierno siempre esta castigando al pueblo (impuestos, leyes injustas, presión policial o militar, hambre, etc.) el pueblo llega un momento que dice ¡basta!, hasta aquí hemos llegado. Puede ser el inicio de muchas cosas, entre ellas de una revolución. La francesa y la rusa comenzaron así.

revolución países árabes Muchos de los países árabes padecen y soportan unos dirigentes que no apoyan en muchos casos a su propio pueblo. Las necesidades básicas de alimentación, enseñanza, salud y hogar son desatendidas y por lo tanto la gente se muestra descontenta. Lo lamentable es que este descontento lo usan muchas veces aquellos que quieren conseguir el poder, para radicalizar las posturas de los descontentos y conseguir ellos el poder.

demagogia La demagogia en estos casos, suele dar pie a que los nuevos dirigentes enfoquen el odio del pueblo, hacia personas o países extranjeros, los cuales según su oratoria “son el origen de todos los males”. Si esto es así, ¿para que se intenta deponer a unos gobernantes por otros si el problema es externo?.

 Hay un principio en física que dice que toda acción tiene una reacción de la misma intensidad y en sentido contrario. Esto es un poco lo que ocurre con los gobiernos y las revoluciones. Aquel gobierno que tiene a la mayoría de la población contenta, es muy difícil que tenga una revolución. En cambio, aquel cuya postura es sacar del pueblo pero no darles nada a cambio, se puede esperar en cualquier momento una revolución del mismo calibre que lo crueles e inhumanos que sean sus actos.

Primavera árabe e internet La habilidad del gobierno y la credulidad de las masas para aceptar que lo que ocurre en el pais es unicamente culpa de otros países, sera lo que hará que la violencia apunte a uno u otro sitio.

 Internet, los móviles y las redes sociales, han permitido en la llamada “primavera árabe” que las palabras de personas anónimas, puedan ser leídas por muchas y que puedan ponerse en tela de juicio ciertas informaciones gubernamentales.

 ¿Sera efectivo?, ¿sera bueno?, ¿será malo?…

 El tiempo nos desvelara las incógnitas, pero por el bien de todos, espero que prevalezca el sentido común por encima de todos los demás.