Oct 22

La organización es un estado mental

protocolo de actuacion urgencias En cualquier país moderno y que tenga un determinado nivel administrativo, se tienen protocolos de actuación para todas las cosas. Los hay para terremotos, inundaciones, huracanes y hasta los hay para el control de la gente a la salida de un partido de fútbol. Para poder definir este tipo de protocolos, hace falta una mente muy organizada, la cual pueda decidir que cosas hay que hacer antes y cuales deben hacerse después.

mesa con cosas Durante una temporada tuve un compañero bastante sorprendente. Cuando te acercabas a su mesa parecía que entrabas en una papelería. Había de todo: Rotuladores de todos los colores, grapadora, indelebles, cinta de celo con portarrollos y recambio, bolígrafos de todos los colores, taladradora de papel, chinchetas de colores para marcar en un tablero de corcho que también tenia a su lado, jarra para café y agua, un mini botiquín, auriculares, post-it de diferentes tamaños y colores, marcadores fosforescentes, etc.

 Allí he llegado a descubrir cosas que no sabia ni que existían, pero lo más interesante es que todo estaba ordenado y tenia su función. Cualquier cosa que hiciera o presentara parecía estar trabajada y pensada con mucho tiempo. Esta demostración de una mente tan organizativa, da pie a pensar que es una persona que se podría dedicar con bastante seguridad, a tareas de organización y protocolos de actuación.

mesa desorganizada En cambio había algún otro compañero, el cual, a pesar de tener la mesa llena de papeles, no era una demostración fiable de una mayor carga de trabajo, sino que simplemente no sabia como organizarlo y por lo tanto le costaba bastante más poner sus cosas al día. Por si ello fuera poco, encima parecía que todo estuviera hecho con prisas, a pesar que el contenido estuviera organizado, no se podía saber si algo estaba organizado de antemano o simplemente se había improvisado en el momento de hacerlo.

 La mente de cada uno de nosotros es un conglomerado de conexiones neuronales que extrañamente hacen que cada cual tengamos unos comportamientos y unos niveles organizativos, totalmente diferentes. Lo que en unos es un cerebro lógico, equilibrado y lineal, en otras personas es un caos con unos niveles de entropia disparados.

 Cada vez creo mas en aquello que se dice de: La organización es un estado mental.