Dec 11

Bailes de cifras

 Francamente, me cansa y me harta la constancia en la falsedad de cifras que se empeñan en hacernos creer los medios de comunicación, por vaya usted a saber que poderes políticos o financieros.

 En dos medios diferentes, leo noticias tan curiosas como que una carrera a pie de 3.000 participantes (2.500 como máximo, según corredores habituales), dejara un beneficio a la ciudad, de 5 millones de euros gracias a que se esperan alrededor de 40.000 pernoctaciones.

 Leído esto de forma rápida y sin pensar, se puede pensar que la ciudad va a tener unos ingresos extraordinarios, pero si realmente nos paramos a pensar en los datos, es imposible ese número de pernoctaciones, puesto que de 3000 corredores, como máximo habrán una élite de 50 o 100 que vienen preparados a quedar los primeros, los demás viven lo suficientemente cerca como para participar en la carrera. Suponiendo que haya 100 personas y que vengan cada una con un acompañante, dan un máximo de 200 personas pernoctando. ¿De dónde han sacado las 40.000 pernoctaciones? La conclusión que se extrae es que ese valor inventado de 5 millones de euros, queda muy bien en la cabecera de la noticia, la cual es más falsa que una moneda de tres euros.

 La segunda noticia, hace referencia a que en nuestra provincia, bajan los parados en 2.798 personas. Lo cual es bastante curioso, pues dos días antes habían dado a nivel nacional, que la bajada de parados en toda España, era menor que esta cifra. ¿Sera que los cálculos de nuestro periódico provincial se basan en números imaginarios a base de logaritmos en base “e”?. No se. Lo cierto es que un par de noticias leídas en diferentes medios escritos, me lleva a una profunda reflexión acerca de la profesión periodística.

Nov 21

Medición por comparación

comparacion salarios  Las personas solemos guiarnos en cualquier cosa por comparación con otra cosa conocida. El sueldo de alguien será alto o bajo en comparación al de las personas que conozca o con las cuales se relacione. Una casa será grande o pequeña al compararla a la de nuestros amigos o conocidos. El precio de algo será barato o caro en comparación a otras cosas que podamos comprar con el mismo dinero.

  El cambio al euro ha provocado que muchas personas que eran ya mayores, cuando se realizo la conversion, al decirles un precio en euros, tengan que convertirlo a pesetas para saber como es de cara una cosa. Este problema no lo tienen aquellos nacidos veinte o menos años antes que el euro, porque ellos ya comparan todas las cosas por su precio en euros. También aquellos que venden productos han asimilado la comparación en euros, pero aquellos que compran solo ocasionalmente, les cuesta comparar las cantidades grandes cuando son dadas en euros.euros

  Esta forma de darle valor a las cosas, es precisamente la que desvirtúa de alguna manera la perspectiva de las personas que ganan más dinero con respecto a como afectan medidas de recorte a aquellos que tienen menos. Su comparación se basa en aquellos que conocen y al preguntarse si pueden pasar con menos, la respuesta es que si.

  El hecho que haya un limite mínimo que no se puede rebajar, no lo contemplan, porque ellos y sus conocidos no se han acercado ni por asomo a ese límite. Por ello no pueden entender que cuando se pide a los demas que se ajusten el cinturon, haya personas que se rebelen contra un ajuste que no pueden realizar a no ser que pudieran vivir sin comer, sin vestirse, sin lavarse y casi casi sin respirar.

  Es lamentable que no se tenga un poco de empatia y se intente comprender la posicion de los más desfavorecidos. Lamentablemente, en estos casos, aquello del “busque y compare…” no sirve de mucho.

Jun 21

Euros Falsos

Publicado originalmente el 20/05/2008 a 00:10

Estaba escuchando las noticias por la televisión, y estaban dando un informe de la falsificación de los euros. Se hizo un inciso sobre la obligatoriedad de llevar al Banco de España, cualquier billete falsificado (hasta aquí todo es lógico y correcto), pero el Banco de España no sustituirá el falso por uno de curso legal, lo cual es lógico, pero no lo considero correcto.

Es lógico, porque en caso contrario, los propios falsificadores podrían ir a cambiar sus falsificaciones al propio banco. Pero no es correcto, puesto que al negocio al que le pasan un billete falso, intenta a su vez pasarlo a sus clientes, con lo cual, al final el que acaba perdiendo es el pobre ciudadano de a pie, que para no perder un dinero que legalmente es suyo, acaba intentando pasar el billete a otras manos.


Voy a hacer dos comentarios, para luego continuar con mi conclusión.

1) Todos los españolitos de a pie, pagamos unos impuestos. Parte de ellos se usan para pagar a las fuerzas de seguridad, que son las encargadas de detener a los falsificadores. ¿Que ocurre con los bienes de los falsificadores cuando estos son detenidos?.

2) Hacienda nos descuenta mensualmente una parte de nuestros sueldos, incluyendo parte de ese billete falso que tenemos que entregar.


Mi conclusión es la siguiente: Debería existir un apartado en la declaración de renta, en donde poder incluir ese billete entregado al Banco de España a cambio de un justificante, el cual serviría para que la administración nos descontara ese dinero del pago a realizar, y que ellos se cobrarían de los bienes incautados a los falsificadores.


Evidentemente, lo que no seria lógico, es que una persona hubiera entregado gran cantidad de billetes a lo largo del año, pues esto seria investigable, y llegado el caso, punible.