Viaje de trabajo 6 – En casa al fin

<–Viene del anterior

Avion ultima fila Soy de los últimos que llaman para embarcar. Me temo que volveré a tener problemas para poner el equipaje de mano. Cuando estoy pasando por el brazo que conecta la terminal con el avión, me encuentro con una policía con un perro para detección de drogas, al mismo tiempo veo en la pista dos policías mas con perros mirando las maletas que embarcan. Me parece curioso. En la salida de España no vi nada de eso ¿habrá tanto contrabando de droga aquí?.

Regresando a España Una vez en el avión veo con gran preocupación que me ha tocado la última fila del avión y que detrás mio, la pared llega hasta medio asiento, lo cual significa que cada vez que alguien va o viene del servicio o las azafatas sacan los carritos, tengo todas las papeletas para recibir un buen meneo porque mi asiento es el primero que estrecha el pasillo. Ademas, al echarme hacia atrás toco la pared y no puedo echarme mas atrás, mientras que el del asiento de delante, se echa hacia atrás y me deja encajonado (casi todo el viaje), impidiendo casi la entrada y salida tanto mía como la del matrimonio que se sentaba a mi lado.

Esperando en Atocha Un vuelo con muchas turbulencias de 11 horas y habiendo dado una cabezada de una hora, aterrizamos en Madrid-Barajas a las 05:40 del jueves hora de México, 12:40 hora local. El paso por el control policial fue muy lento y encima al policía le extraño que el vuelo solo hubiera sido de cuatro días y me comenzó a preguntar a que me dedicaba, cual era mi empresa, etc. Al final me dejo pasar… ¡que alegría!. Vi salir la maleta por la cinta y casi se me saltan las lagrimas. ¡No me la habían perdido!.

 Directo a la salida. Taxi para la estación de Atocha. Llego allí y voy a la taquilla a por el billete, con mis dos maletas arriba y abajo por las cintas y esperando la cola de la taquilla. Al acabar de comprar el billete ya llevaba 24 horas despierto a excepción de la cabezadita de una hora del avión. El tren salia a las 17:10. Paso de las maletas por otro scanner para entrar en la zona de acceso a las vías de la estación. En ese momento comienza a darme el bajón y comienzo a tener sueño. Hago lo imposible por no dormirme y a las 15:30 entro con las 2 maletas a un local en el que compro un bocadillo y una Coca Cola. Llevo las 2 maletas y lo que he comprado como puedo (la Coca Cola en un bolsillo). Me siento en una de las sillas de la estacion y como el bocadillo, a ver si me despejo un poco.Alvia Regreso

 Consigo aguantar hasta las 16:30 que es cuando nos aparece en las pantallas la vía del tren. Llego hasta la cola y finalmente al tren. Espero a que se ponga en marcha para intentar dormir un poco después de 27 horas. Se que en algún momento ronqué, porque me desperté de un ronquido. En poco mas de tres horas que duró el viaje, me desperté cuatro veces, pero por lo menos llegué algo más despejado a la estación de mi ciudad.

 En el trayecto me sonaron todos los mensajes y llamadas que me habían hecho mientras estaba en México. Devolví las que pude y las que no, ya las haría con tranquilidad desde casa.

 Finalmente llegué a la estación y un taxi me llevó a casa. ¡Ya estaba en casa!. Todo un lujo.

Barreras físicas y mentales de la ciudad

Estacion antigua de Castellón Despues de leer un post de Juan Urrutia en el correo de las indias, recapacito sobre las barreras que la propia ciudad establece, gracias en gran medida a la estructura que han definido los excelentisimos alcaldes y sus respectivos prohombres.

La ciudad en la que me crie desde pequeño fué Castellón de la plana. Originalmente habia un par de separaciones que hacian aislarse un poco a los de cada lado.

De norte a sur discurria la via del tren y para que la gente no cruzara por donde no debia, habia un muro a cada parte de las vias que impedia el paso por la mayoria de su recorrido. Esto dividia a Castellón en dos zonas, la este, en donde se encontraba el centro de la ciudad y la oeste, en la cual se encontraba la antigua general, el cementerio y las diferentes carreteras que llevaban al interior de la provincia. Esta barrera física la asumia la gente de forma que cuando le preguntaban a alguien del “otro lado”, donde vivia, decia “al otro lado de la via” y parecia un lugar distante aunque no lo fuera.

La segunda era un poco entre fisica y mental. El “rio seco” que cruzaba por la ciudad. Realmente era un torrente por el que solo bajaba agua cuando llovia y se usaba en muchos casos para arrojar escombros. Aun asi y todo, a mitad del siglo pasado se desbordó e inundo a los barrios mas próximos a su cauce. Quiza por ello los más mayores le tenian un cierto respeto y su paso por el lado del estadio del equipo de futbol, hacia que todos lo tuvieran presente.Rio seco Soterrado

La via del tren se soterro ya hace años y la antigua via se convirtio en un carril de una calle la cual parece que por fin se va a poner a acabar despues de casi diez años.

El cauce del rio tambien lo canalizaron y lo taparon. Muchas son las voces que han alertado sobre la capacidad de la canalizacion, pero no se podrá comprobar de verdad hasta que llegue una lluvia como la de hace 60 años atras. El resultado de todas formas es que se ha conseguido una parte de circunvalación de la ciudad y al mismo tiempo hacer más accesible la zona norte y noroeste de la ciudad.

TRAM Castellon Cuando ya habiamos conseguido eliminar las barreras de la ciudad, llega algún “iluminado” y con la excusa de una ciudad más ecologica, monta un trolebús hasta el centro mismo de la universidad. Elimina y condena un espacio de tres carriles de coche para montar una parafernalia de postes, cables y suelo de colorines (para que se vea), por donde va a circular este invento.

Resultado de ello, toda la entrada principal de la universidad perdida para un facil acceso. La rotonda central de entrada de todo el complejo, más dificil de circular y más confusa que cualquiera existente y como ademas no pueden circular todos los trolebuses que quieren, por ese invento de carretera circulan tambien los autobuses normales que queman gas-oil.Parque botanico, F. Ribalta dividido

Pero no contentos con ello, el unico parque botánico público de la ciudad, lo asfaltan (o adoquinan) por dentro, para que cruce este absurdo invento del TRAM. De poco sirvieron las firmas y manifestaciones en contra del proyecto de atravesar el parque botánico.

Si de verdad se queria comunicar la ciudad en el eje oeste-este, como parece que intentan, lo más lógico hubiera sido seguir la estela de grandes ciudades y comenzar la primera linea de metro, pero me da a mi que eso cuesta más de una legislatura y puede que el beneficio político se lo llevara otro. ¿Puede ser un caso de mentalidad estrecha de miras?, no se, pero espero que no se convierta en una nueva barrera ahora que ya habian conseguido eliminar las otras.