Estudiantes y vocabulario

Portada del Quijote  Dicen que el Quijote contiene mas de 380.000 palabras, que tiene un vocabulario de casi 23.000 palabras diferentes y mas de 900 interrogaciones. Contando que nosotros solo solemos usar alrededor de unas 2.000 para expresarnos, es sorprendente que alguien, escribiendo mas de dos millones de caracteres, pudiera conocer toda esa cantidad de palabras, llegara a usarlas en un libro y que ademas fuera un texto coherente.
La gran mayoría de nosotros no solemos usar muchas palabras al hablar o al escribir. Nos quedamos con un lexico breve, conciso. Usamos solo las palabras conocidas por nosotros y eso que, como hemos visto; nuestra lengua tiene una gran variedad de palabras y en la mayoría de los casos usamos siempre los mismos adjetivos haciendo poco o ningún uso de los sinónimos. Tendemos a usar muletillas o frases hechas y usamos una palabra genérica y atributos de color o tamaño, para describir una cosa que nunca habíamos visto o no conocemos su nombre. Jergas

 Si escuchamos atentamente la forma de hablar de diferentes personas, nos daremos cuenta que usan palabras de su jerga particular, ya sea de su etnia, de su grupo social, de su ciudad o incluso del gremio al que pertenecen.

 Hace no demasiados años, muchas de las personas de diferentes oficios se relacionaban de manera hablada y podian reconocer y nombrar las herramientas y trabajos de un oficio que no era el suyo, de forma que disponían de un léxico mas amplio a pesar de que a muchos les costara expresarse por falta de una educación en su infancia. Palabras como berbiquí, damajuana, cuévano, trechel, asaz, pábilo o enjarciar que a nuestros ancestros no les sonaban extrañas, hoy en día parecen desfasadas a pesar de su uso en el contexto apropiado.

idioma español Debido a la falta de uso, muchas de las palabras usadas en textos de hace tan solo 100 años, a los jóvenes de hoy en día les parecen extrañas y no entienden su significado. Los libros que a una generación más antigua nos hacian leer, digamos “en versión original”, parece que los responsables de la educación de nuestros jovenes, opinan que o los jóvenes son muy cortitos o se aburrirán con esos libros, así que buscan versiones de las obras con palabras mas entendibles (menos vocabulario).

 ¿Es esta la mejor forma de aprender?. ¿Será mejor o peor esta educación cuando tengan que enfrentarse a jóvenes de naciones más exigentes con la cultura de sus propios estudiantes?.