Concurso japones

Luego de ver este tipo de concursos, la verdad es que no me extraña que los productores de Gran Prix usaran ideas de los japoneses para putear a los concursantes. ¡Vaya tela!. Lo de pringarse es normal en esos concursos. Habia un capítulo en el que se quedaban con las cositas al aire, cosa que ya me parece un poco salvaje. De todas formas yo creo que con la de golpes recibidos, es raro que no hayan costillas rotas.