Cosas en la prensa que no entiendo

noticias Cada vez que leemos noticias en la prensa o las escuchamos por radio o televisión, damos por buenas las opiniones que introducen los reporteros en ellas. Una noticia es una noticia independientemente de los juicios partidistas que cada uno hagamos de ella. Lo grave es que estas opiniones llegan a cubrir el hueco dejado por la comprobación, fiabilidad y veracidad de la noticia como ya comentaba en el 2008.

 Pero encima se dan como noticia estudios que yo estoy convencido que están pagados por empresas privadas. Uno de ellos dice que “El número de amigos en Facebook podría estar relacionado con un mayor desarrollo cerebral“. Esto me lleva a dos pensamientos instantáneos. El primero es que aquel que puede pasar mucho tiempo en facebook como para tener tantos amigos y seguirlos, es que tiene mucho tiempo libre. El segundo pensamiento es una frase de Pio Baroja que leí hace tiempo. Decía algo como “Solo los tontos tienen muchas amistades. El mayor número amigos en facebookde amigos marca el grado máximo en el dinamómetro de la estupidez “.

 Sea o no cierto, la noticia venida desde los noticiarios de la CNBC hindú, tiene todos los visos de ser una campaña de marketing en vez de un estudio imparcial e independiente.

 Otra de las cosas que no consigo entender, es ese odio que parece que sea ancestral entre personas que hace treinta años atrás se apoyaban y revindicaban juntas las mismas cosas. Los políticos han generado odios porque a ellos les iba bien que fuera así. Este odio ha convertido las típicas rivalidades entre equipos de fútbol, en odioRafa Nadals que según las creencias de los propios seguidores son atávicos y prefieren que gane un equipo extranjero, antes que uno del propio país, simplemente por ser el rival.

 Esto me recuerda lo que decía Toni Nadal, cuando los Parisinos celebraban la derrota de Rafa Nadal: “Les molesta el triunfo de un español. Lo que me parece impropio es apoyar la derrota de alguien. Es un modo poco gratificante de ser feliz “.

 Hay muchas más cosas que no entiendo, pero estas dos estaban directamente relacionadas con cosas que he leído no hace mucho, así que en otro momento me dedicare a las cosas que no entiendo aunque no estén escritas.

El otro lado de la cama

El otro lado de la cama A la película “El otro lado de la cama” la critica la puso por las nubes y no es extraño que fuese la película mas taquillera del 2002, pero quiero comentar algunas cosas sobre ella…

 Es una película musical. No tengo nada en contra de los musicales, pero al ser una película de enredo en donde a mi me gusta centrarme en el guion y que a mitad de una escena se te pongan a bailar y cantar, pues como que me despista del sentido de la película y luego me cuesta un poco volver a centrarme en el tema.

 Tampoco conseguía hacerme creíble a Guillermo Toledo bailando y cantando cuando siempre lo había visto solo actuando en papeles con pintas de canalla.

 El conflicto de las dos parejas de amigos, mas el detective que contrata uno, la chica que se enamora en plan psicópata de uno de ellos, la amiga lesbiana de una de las chicas y algunos amigos mas, conforman el conjunto de los protagonistas de la historia.

 A mi particularmente no me gusto la mezcla y creo que sobraba la parte musical, pero otras amigas me han comentado que les gusto bastante. Como veis para gustos están los colores.