Superordenadores

Superordenador Fujitsu En el mes de junio me llegaba la noticia de que El nuevo superordenador de Fujitsu que ya está en funcionamiento en uno del los laboratorios del instituto Riken en Kobe era el más rápido del mundo, desbancando a uno chino que ahora se encontraría en segundo lugar. El mantenimiento y la electricidad costarían 8 millones de euros anuales.

 Ante esto, muchos de los comentarios a la noticia, se centraban en el despilfarro eléctrico, en la necesidad real de crear un ordenador de esas características en vez de gastar el dinero en investigación para la salud o incluso en comparaciones con nuestro más cercano superordenador Mare Nostrum.

 Quiero aclarar que los 8 millones no se gastan exclusivamente en electricidad. El mantenimiento de un equipo de estas características, conlleva una serie de gastos tanto humanos (técnicos) como físicos (hardware) y lógicos (software) difíciles de calcular si no te encuentras metido en estos temas.

 Por otro lado, algunas de las investigaciones mas punteras en muchas de las ramas de la ciencia, usan este tipo de equipos para realizar los cálculos y combinaciones de algoritmos bastante complejos y que precisan potencias realmente importantes para sus cálculos, lo cual implica automáticamente estos superordenadores en la investigación científica y médica.

capilla del Mare Nostrum Todas las comparaciones son odiosas y el caso de comparar el ordenador de Fujitsu con nuestro superordenador Mare Nostrum, todavía mas. En el tema del Mare Nostrum, que consiguió estar entre los 5 más potentes del mundo, hay mucho que puntualizar. Se hizo con los medios disponibles y se fue actualizando hasta que la crisis lo impidió. A partir de ese momento, descendió de posición hasta quedar fuera de los 500 más potentes.

Capilla Mare Nostrum Pero hay algo que muchos no saben y se sorprenden al descubrir y es que en Barcelona no tenían suficiente sitio en donde instalar el superordenador y buscaron un sitio grande, disponible y que se usara poco. Esto llevo a convertir el proyecto del Mare Nostrum en una especie de nueva religión al ser colocado en el interior de una capilla. Sorprendente a la vez que evocador. Nuevos dioses para nuevos cultos y ser el primero y único en esto es algo que ya no le podrán arrebatar.

 De todas formas, ya se esta trabajando en su sustituto, el Mare Incógnito, que debiera estar listo este año que viene si no ocurren retrasos en su construcción.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*