Pobreza Mundial y mentalidades

Ricardo Ruiz  Las mentalidades, los medios de comunicación y la propaganda, cuando se confabulan, crean las cosas más nocivas para la humanidad. Las mentalidades juegan un papel decisivo en nuestra toma de decisiones. Veamos estos dos ejemplos:

  Las limosnas -obligatorias en la fe de Alá- y las ONG´s son fuente de financiación para el terrorismo y por tanto difíciles de investigar, puramente opacas” (Ricardo Ruiz de la Serna, abogado de la acusación en el 11-M )

  -“Respiremos profundo y repitan conmigo: démosle una oportunidad a la guerra. Estamos hablando de Afganistán, fíjense en el mapa: está bien lejos” (Thomas Friedman premio Pulitzer).Thomas Friedman

  Bajo nuestra subjetividad inherente, podríamos decir que las ONGs no son así, si confiamos en su buena prensa, o bien opinar lo contrario y no donar ningún dinero para la ayuda a países pobres. En cualquier caso depende de nuestra mentalidad.

  Con la segunda nos puede ocurrir lo mismo, aunque tal como está el mundo, creo que la opinión de alguien que no pertenezca al ejercito o al gobierno, será contraria a la guerra.

 Comercio Justo Muchas veces, la mentalidad de los dirigentes de los países pobres, conjuntamente con la mentalidad de los gobiernos y multinacionales extranjeras, son las que mantienen a un país en la pobreza porque así les interesa.

  La forma de ganar dinero es comprar barato en países pobres y vender caro en países ricos. Como interesa vender mucho para tener más beneficio, se intenta tener los máximos margenes de beneficio en todos lados. Uno de los pilares es que sea barato en su origen y eso se consigue, no dejando desarrollarse a los países pobres.

  ¿Alguien ha intentado vivir solo con cosas que se produzcan, fabriquen o elaboren a menos de 200 km de su vivienda para evitar contaminación de los transportes?. Ya le informo de antemano que no lo conseguirá.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*