Objetivos, números y gastos inutiles en un mundo globalizado

versvs Leyendo una entrada de versvs, sobre “La biopolítica del emprendimiento“, me doy cuenta de algunas cosas en las que coincidimos. El empleo de cifras, porcentajes y cantidades para alcanzar unos objetivos, se prestan al ajuste de las medidas para que aparezcan los datos deseados y en forma positiva. Me explico…Beneficios.

El decir que no hemos alcanzado un 40% sobre los beneficios del año anterior, a ojos de todos es malo, aunque ello haya sido debido a que hayamos conseguido evitar la tala de un bosque, la degradacion o intoxicacion de un rio e incluso la quema de un 80% mas de combustibles fosiles. Esto ultimo no se consideran metas, sino medios para alcanzar ese 40% mas sobre el año anterior.

Basura Tecnológica El que aporta el dinero o subvenciona el proyecto, solo ve el resultado final, no le importa por que medio se ha conseguido. Es lo mismo que cuando se elige entre varios presupuestos fijandose solo en el precio final y sin mirar que es lo que se ofrece en cada uno.

En vez de valorar las cosas duraderas sobre las nuevas periodicamente, se prefiere la obsolescencia programada porque ello hace que el dinero vuelva a circular, despreocupandose del gasto de recursos no recuperables y la contaminación inherente que supone el que una cosa que podria durar veinte años, aguante solo cuatro, de forma que en veinte años, haya que extraer materias primas, eleborarlas, fabricar el producto, transportarlo, comprarlo, desecharlo, transportarlo al basurero y contaminar, cinco veces en vez de una.¡Hay que ver que inteligentes somos!. Dinero

Encima, como comenta versvs, hay que aguantar que alguien gaste un montón de recursos en algo grandioso pero inutil, en vez de algo mas modesto pero ayude a toda la gente de a pie, quizas por estar las personas que deciden ese tipo de cosas, viviendo en una nube alejada de la cotidiana realidad de las cosas.

Posiblemente tenga razón y “Para crear un mundo mejor, primero hay que ser capaz de soñar con él“. Debe ser que no soñamos lo suficiente o que hemos perdido la habilidad de saber como se sueña despierto. De todas formas, debemos esforzarnos más y tener fé en que lo conseguiremos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*