El puente de Alcántara – Frank Baer

portada libro Aunque mis preferencias no se decantan demasiado por las novelas históricas, después de que me lo recomendaran, me puse a leer “El puente de Alcántara” de Frank Baer. Se me hizo un poco difícil de leer hasta que conseguí entender algunas de las cosas que aparecían en el libro.

 En primer lugar, el hecho del cambio de día a una hora diferente de la actual y las diferentes fechas según fueran cristianos, judíos o árabes, me dejo un poco desconcertada. La situación de los diferentes territorios en la península ibérica durante aquella época, la tenia bastante olvidada y tuve que revisarme algunos mapas con la situación de árabes y cristianos junto con las ciudades que cada uno tenia bajo su dominio.

 El hecho de estar escrito por un germano en vez de un hispano, quizás le da una perspectiva más imparcial y heterogénea a la novela. El hecho de ver escrito al-Qasr en vez de Alcázar, hizo que no consiguiera entender alguna situación hasta que conseguí asimilar la fonética y el entorno en que se desenvuelve.

 Los personajes que llevan el hilo de la historia son: Mohamed Ibn Amar, un poeta andaluz de origen árabe, Yunus Ibn al Ahwar, un médico judío, y Lope, un joven cristiano que ejerce de escudero. En sus movimientos a través de la novela nos irán mostrando diferentes situaciones y lugares al mismo tiempo que van evolucionando en su vida.

 Aunque no me gusto el final, debo reconocer que es una obra magnifica en la cual puedes aprender bastante gracias a la extensa documentación que acumulo el autor para realizar el libro. No es de extrañar que cuando visité los Reales Alcázares en Sevilla me sonara el nombre escrito en una de las placas que se encontraban en su interior.

 El personaje del Cid también aparece en la novela, aunque no es uno de los principales personajes, lo cual lo hace un poco más humano y menos “héroe” a ojos de quienes lean el libro.

 Yo lo puntuaría con un 9.5 sobre un 10 de máximo. Muy buen libro, pero me dejo con un mal sabor de boca al final, no porque fuera un mal final, sino por ser demasiado realista y consecuente con la trama.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*