Diferentes culturas, diferentes valores en un mundo globalizado

Introspeccion TecladoExpandido me informa de una entrada en el blog de Kirai que dice que puede resultarme interesante. Después de lo leído coincido con el en algunas cosas, aunque me hago preguntas acerca de otras.

Menciona que nosotros, por nuestra cultura, damos importancia a la culpa y al castigo. En esto estoy de acuerdo con el. Nuestra escala de valores tiene un gran apoyo en la idea de culpa, es por ello, que aquel que no se siente culpable, después de haber hecho una cosa que nosotros consideramos “mala”, lo etiquetamos como persona “malvada”, aunque lo que haya hecho, no sea malo en si. P. Ej. Una relación prematrimonial hay quien lo considera malo (moralmente) aunque no lo sea, puesto que es una relación consentida y deseada por ambas partes.Culpa

En lo que se coincide por parte de expertos psicólogos, es que una persona mentalmente sana, debe tener una cierta empatía. Esto es lo que nos hace que ayudemos a una persona desvalida o curemos a un animal herido. Aquellas personas que no son capaces de sentirla, se encuentran en la mejor posición para no sentir culpa al hacer daño a alguien. Podríamos encuadrar en este apartado a asesinos en serie (psico-killers) e incluso dictadores totalitarios.

Verguenza El hecho que otra cultura considere la vergüenza al mismo nivel que nuestro sentimiento de culpa y que aproveche este sentimiento para mejorar, me trae a la mente la palabra “resilencia” y todo lo que de ella deriva.

El hecho de que a una persona no la descubran haciendo una cosa mala, o que aunque esté mal, esté convencida que como los demás (no lo sabe, pero lo cree así) también lo hacen, no esta mal hecho. Parece que atenúa su sensación de culpa.

Aquí muchas personas tienen la idea que el que se encuentra una cosa, es de el (evidentemente no todos piensan así), mientras que en el Japón, una idea clásica es que cuando robas algo a alguien, robas también parte de su espíritu y esto no lo consideran correcto.mundo unido

Al pensar sobre esto, me viene a la mente lo dificiles que llegan a ser a veces las relaciones entre personas de diferentes culturas, simplemente por el hecho de no llegar a comprender su forma de pensar y su filosofia de existencia. No me extraña que desde que el hombre es hombre, el dialogo haya sido la mejor arma contra los conflictos personales, raciales e incluso religiosos y la intransigencia, la prepotencia y los intereses, los más ardientes promotores de conflictos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*