Desidia y Prepotencia en Mundo globalizado

Jefe bueno(Publicado originalmente el 29-05-2006)

Me han hecho algun comentario sobre mi post ¿Trabajamos contentos? diciéndome que no siempre son los malos los jefes. Quiero aclarar que en ningún momento he intentado decir eso.

El post para estar completo tenía que ampliarse, pero si no explicaba eso primero la continuación de la explicación podría dar pie a malinterpretaciones. Primero haré un comentario al post anterior, y luego haré la ampliación.

En primer lugar he de aclarar que en el post me refería a las formas de dirección y que había algunas empresas que usaban sistemas anticuados. Está claro que las empresas pequeñas no pueden usar recursos para hacer cursos de dirección y muchas veces no poseen las herramientas que una empresa más grande puede tener a su disposición. Con esto quiero decir que un directivo de una empresa media-grande debido a su responsabilidad por la cantidad de personal que tiene bajo su mando está obligado a usar las mejores técnicas de dirección disponibles a su alcance.Tecnicas de direccion

En segundo lugar quiero hacer hincapié en que una empresa está formada por personas cada persona la ha criado un padre y una madre diferentes con lo cual cada uno tenemos un carácter diferente (si en una comunidad de 12 vecinos hay problemas, que no ocurrirá en una empresa de 200 o 1000 trabajadores). Esto implica el que haya personas que no cumplan con su trabajo y se escabullan de el todo lo posible, y que también haya jefes que a veces estarían mejor tirando de un arado. Aunque ni unos ni otros son la regla general.

Chocó protesta por desisia Oficial Ahora quiero pasar ya a ampliar la definición del anterior post…

Existen dos cosas en las personas que no puedo soportar, y son la desidia y la prepotencia. ¿Por qué?…

La desidia es un mal muy común en nuestra sociedad la mayoría de nosotros hemos hecho en una u otra ocasión la ley del mínimo esfuerzo. Está forma de hacer las cosas al final acaba pasando factura y muchas veces el daño se hace a los demás…Desisia oficial

Si un fontanero quiere acabar un trabajo rápido o no tiene demasiadas ganas de hacer mas faena de la necesaria, al final acaba pagándolo la persona que lo ha contratado. Aunque esto seria suave. Imaginemos en la misma situación un médico o un arquitecto (en ese caso peligran vidas).

desidia empleado Quiero hacer un inciso cuando habló de esto: la desidia yo la entiendo como que una persona no se esfuerce todo lo que puede, es decir; si una persona está disminuida física o mentalmente no comete desidia si hace las cosas lo mejor que ella puede. Si una persona no conoce métodos nuevos ni formas nuevas de hacer las cosas tampoco cometería desidia si lo hiciera lo mejor que pudiera con los conocimientos que tiene, aunque debería esforzarse por conocer ésos métodos nuevos con las herramientas que tenga a su alcance.

Cuando en el post que comentaba anteriormente hablaba de la incentivación de las personas no ampliaba la definición para introducir ésta parte, es decir; la desidia puede ser cometida tanto por jefes como por empleados y en cualquiera de los dos casos es igual de dañina.Prepotencia jefe

La prepotencia es otro que los males de hoy en día. Es uno de los que más crispación genera y además uno de los que más roces provoca entre las personas que se relacionan. Si una persona se equivoca de alguna forma y otra persona se lo echa por la cara de forma prepotente, la otra intentará no reconocer su error. Si por el contrario la persona que se da cuenta del error se lo comenta con consideración y sin recriminárselo, es más fácil que la persona reconozca su error y que el asunto no llegue mayores. De esto tenemos muchos ejemplos entre los políticos y lo triste es que provocan crispación a las personas de pie.

prepotencia Todos los días encontramos a personas que creen ser mejores por estar en cargos superiores, por tener más dinero, por tener más posesiones… en definitiva por ser más altos más rubios y más guapos.

Estos dos defectos a mi forma de ver, son los que más tensiones y problemas generan en las empresas. Y vuelvo a insistir en que no es exclusivo de los jefes o de los empleados sino que afecta a los dos por igual.

Esto me lleva a una premisa que he mantenido siempre, y es que las reglas de cortesía son necesarias para disminuir y limar los roces que tenemos cada día con las demás personas con las que nos relacionamos (Aunque como siempre digo, esto es solo mi opinión).


Leave a Reply

Your email address will not be published.

*