De estudio y bibliotecas

Examenes Este año se van a adelantar para muchos estudiantes de bachillerato, los exámenes finales. Encima, la recuperación para aquellos que hayan suspendido, en vez de hacerla en septiembre como se ha venido haciendo desde tiempos casi inmemoriales, resulta que los quieren adelantar para antes de agosto a fin de que los profesores puedan poner las notas antes de irse de vacaciones.

 Es en épocas de exámenes como esas, en las que muchos jóvenes van a las bibliotecas para usarlas como aulas de estudio. La verdad es que por experiencia propia puedo decir que a uno le cuesta concentrarse en casa. Puede que sea por todo un poco, esas distracciones por parte de la familia o por las cosas que conocemos y tenemos a mano (consola, tv, música, etc) merman el deseo de estudiar.

aula de examenes Aunque debiéramos preguntarnos si la biblioteca es realmente el mejor sitio en donde estudiar, porque el que de verdad necesita estudiar, pide un ambiente tranquilo, no tiene porque ser estrictamente silencioso, aunque bien es cierto que muchos de los ruidos habituales de la casa distraen la atención.

 Debido a diferentes motivos, a mi me ha tocado ir unas cuantas veces a la biblioteca y he leido algunos libros, visto algunos vídeos, disfrutado algunos cómics y revisado la localización de algunas notas recogidas a vuelapluma.

estudiando en biblioteca Aún así hay personas con diferentes costumbres y rutinas. A alguno le gusta estudiar con una música de fondo para ayudarles a que se relajen un poco, pero también hay personas que necesitan estar solas para poder estudiar, pues se visten y se ponen de forma cómoda.

 A pesar de ello, es indiscutible que muchas de ellas no consiguen esa armonía y relajación en su casa y por lo tanto se van a la biblioteca. Por lo tanto, el cambio de lugar, no lo considero ni bueno ni malo, sino simplemente una extensión mas de la mentalidad humana.

Biblioteca Lo que si es cierto, es que el dinero invertido en el mantenimiento, conservación y actualización de estos lugares, es lo que realmente mejora la calidad de la educación de un país y en definitiva es una inversión en nuestro propio futuro y el de nuestros descendientes, por lo tanto cualquier desvío del dinero que mantiene estos centros, repercute de forma directa y trascendente en nuestro futuro, tanto lejano, como inmediato.

 Lo que es seguro que ahora cada uno de nosotros, posiblemente piense… ¿de que forma estudio mejor?, ¿debo ir la biblioteca o mejor me quedo en casa?.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*