Oct 28

Le seguian llamando Trinidad

portada - le seguian llamando Trinidad Podría decirse que es la segunda parte de la película “Le llamaban Trinidad”, aunque no parece que tuviera continuidad en el tiempo, sino que mas parecen dos capitulos de una serie televisiva de esas que comienza y acaba la historia en cada capítulo.

 Estrenada en 1972, al año siguiente de la anterior. En ella, los dos hermanos interpretados por por Bud Spencer y Terence Hill, se dedican a ejercer de ladrones, pero finalmente acaban pareciendose a Robin Hood, robando a los malos para ayudar a los desfavorecidos y maltratados habitantes de una región del oeste. Da igual que sean una colonia de mormones que una congregación religiosa de frailes.

 El encuentro de ambos hermanos en casa de los padres y las circunstancias familiares, permiten entender un poco la forma de ser de los hermanos y su particular idiosincrasia. La forma ejemplarizante de castigar a todos los ladrones malvados y todos aquellos que abusan de los demas. El hecho que ellos sean unos ladrones “buenos”, hace que se distingan de todos los otros ladrones que aparecen en la película.

 Haciéndose pasar por agentes de la ley, buscan los beneficios conseguidos por una serie de malvados personajes, como si quisieran aplicar aquello de “quien roba a un ladrón…”. Por el camino, ayudan a una familia con una hermosa hija y un pequeño con problemas estomacales.

 Le voy a dar una puntuación de 6,0 sobre un máximo de 10, un poco menos que la primera, ya que es un poco mas de lo mismo que vimos en la otra, a pesar de ello, es divertida y se puede pasar un buen rato viendola.

Oct 23

Terminator II, El juicio final

portada terminator 2  Continuación de la saga Terminator. Nuestro viejo conocido Arnold Schwazenegger en su papel de Terminator T-800, pero esta vez en como bueno, o lo que es lo mismo, ayudando al protagonista y a su madre a mantenerse con vida frente a la amenaza del nuevo modelo de Terminator, el T-1000.

 Escrita, producida y dirigida por James Francis Cameron, director visionario, gracias al cual tenemos películas tan inolvidables como Titanic, Aliens, Avatar o las dos primeras de la saga Terminator, la última de las cuales hizo una recaudación en su época, solamente superada por E.T. El extraterrestre.

 En esta segunda parte, las maquinas intentan acabar con aquel que en el futuro se opondrá a ellas y para ello, transportan al pasado un nuevo modelo de Terminator, indestructible, para que acabe con la vida de un Connor aún joven, pero su yo del futuro, consigue enviar un modelo T-800 programado para que le proteja del nuevo modelo enviado por las máquinas.

 Como ya dije en la crítica de la primera parte, no soy muy fan de este tipo de películas de acción, pero debo reconocer que esta saga, consiguió toda una legión de seguidores que aún hoy en día son fans incondicionales y por todo ello, voy a darle hasta una puntuación de ocho sobre un máximo de diez puntos.

 Efectos especiales sorprendentes para su tiempo y parodiados en múltiples películas posteriores. Interesante para verla e imprescindible para los amantes de las películas de acción y de ciencia ficción.

Oct 22

La organización es un estado mental

protocolo de actuacion urgencias En cualquier país moderno y que tenga un determinado nivel administrativo, se tienen protocolos de actuación para todas las cosas. Los hay para terremotos, inundaciones, huracanes y hasta los hay para el control de la gente a la salida de un partido de fútbol. Para poder definir este tipo de protocolos, hace falta una mente muy organizada, la cual pueda decidir que cosas hay que hacer antes y cuales deben hacerse después.

mesa con cosas Durante una temporada tuve un compañero bastante sorprendente. Cuando te acercabas a su mesa parecía que entrabas en una papelería. Había de todo: Rotuladores de todos los colores, grapadora, indelebles, cinta de celo con portarrollos y recambio, bolígrafos de todos los colores, taladradora de papel, chinchetas de colores para marcar en un tablero de corcho que también tenia a su lado, jarra para café y agua, un mini botiquín, auriculares, post-it de diferentes tamaños y colores, marcadores fosforescentes, etc.

 Allí he llegado a descubrir cosas que no sabia ni que existían, pero lo más interesante es que todo estaba ordenado y tenia su función. Cualquier cosa que hiciera o presentara parecía estar trabajada y pensada con mucho tiempo. Esta demostración de una mente tan organizativa, da pie a pensar que es una persona que se podría dedicar con bastante seguridad, a tareas de organización y protocolos de actuación.

mesa desorganizada En cambio había algún otro compañero, el cual, a pesar de tener la mesa llena de papeles, no era una demostración fiable de una mayor carga de trabajo, sino que simplemente no sabia como organizarlo y por lo tanto le costaba bastante más poner sus cosas al día. Por si ello fuera poco, encima parecía que todo estuviera hecho con prisas, a pesar que el contenido estuviera organizado, no se podía saber si algo estaba organizado de antemano o simplemente se había improvisado en el momento de hacerlo.

 La mente de cada uno de nosotros es un conglomerado de conexiones neuronales que extrañamente hacen que cada cual tengamos unos comportamientos y unos niveles organizativos, totalmente diferentes. Lo que en unos es un cerebro lógico, equilibrado y lineal, en otras personas es un caos con unos niveles de entropia disparados.

 Cada vez creo mas en aquello que se dice de: La organización es un estado mental.

Oct 18

Le llamaban Trinidad

Le llamaban trinidad - cartel Podría decirse que es la película que dio fama al tándem formado por Bud Spencer y Terence Hill. A partir de ella, ambos actores compartirían protagonismo en muchas producciones cinematográficas. Uno como bonachón grande y fuertote y el otro como astuto, hábil, enamoradizo y con buenas intenciones.

 Estrenada en 1971, es una comedia spaghetti western en donde dos hermanos muy hábiles con el revolver, se reencuentran y el hermano pequeño se entera que el mayor está ejerciendo de Sheriff del pueblo y decide convertirse en su ayudante para echarle una mano con el “malo” del pueblo.

 Hay una congregación que esta siendo atacada continuamente por bandidos y los dos hermanos intentan ayudarles para que no abusen de ellos.

 Le voy a dar una puntuación de 6,5 sobre un máximo de 10, divertida película para la época en la que se realizó. Hoy en día, con tanta acción y efectos especiales, quedaría bastante desfasada, pero eso no impide que si se sabe que tipo de película se va a ver, se pueda disfrutar de una tarde distraída.

Oct 17

Moda en el hogar

hogar moderno Si visitas hogares de personas de diferentes edades, te das cuenta como han ido cambiando las modas a lo largo del tiempo. De los techos altísimos, ventanales de madera encastrados y paredes exageradamente anchas, hemos pasado a techos tan bajos que si pones una lampara de techo mayor que palmo y medio, puedes acabar golpeándote la cabeza, ventanales de aluminio muy delgados de medio cuerpo o de cuerpo entero que cuando te apoyas, tienes la impresión de que te vas a caer a la calle y paredes de papel que casi puedes ver al vecino (oírlo ya lo oyes como si estuviera en tu casa).

estores El paso de grandes cortinajes a estores que se limitan al tamaño de la ventana o a persianas regulables y abatibles ha sido una evolución curiosa, aunque no menos que la de los sofás y derivados con los pasos intermedios desde el de orejeras al sofá con masaje vibrador.

 Las paredes tampoco se han salvado. Del papel pintado al estucado o de la gota al liso con paredes de distintos colores, han habido modos y maneras diferentes de mostrar la personalidad del propietario de la vivienda. El que le gusta el estilo rustico, con simulaciones de vigas de madera en los techos o el medieval con simulaciones de antorchas en las paredes, hasta el minimalista con habitaciones casi vacías y con solo un par de detalles en la habitación. jardin zen

 Hay quien tiene el dinero suficiente como para tener una casa propia en vez de un piso y ademas tiene el suficiente espacio para tener un pequeño jardín. El jardín también dice mucho de su propietario. Un jardín huerta o un jardín Zen de arena, nos indican una mentalidad práctica o una estética.

 Lo que no ha cambiado mucho, han sido los propietarios… En la mayoria de los casos siguen siendo los bancos. La demostración es evidente; aún en el caso de echarte de tu casa por falta de pago, sigues debiendo dinero al banco. La única explicación posible para que esto ocurra, es que la vivienda ha sido siempre del banco y a ti te toca pagar un préstamo que pediste porque, según parece, te dio la gana pedirlo.

Oct 15

Terminator

Cartel the terminator Esta película se ha convertido en todo un clásico para la generación, sobre todo masculina, que hoy en día tiene entre treinta y cuarenta años. Su guion en el que se mezclaba lo apocalíptico con los viajes en el tiempo, los robots y la acción con persecuciones, muchos disparos y escenas que quedaron en la memoria colectiva, la hacen mas que adecuada para dedicarle una crítica cinematográfica.

 Quien mejor para una película de este tipo, que el madelman de acción del momento, es decir, nuestro conocido Arnold Schwarzenegger. En un papel estelar de malo indestructible y que le dio fama como para hacer una segunda parte y abrirle las puertas a otros géneros.

 Lo más probable es que a fecha de hoy, los únicos que no la hayan visto, son aquellos jóvenes adolescentes para cuya perspectiva de los efectos especiales, les parezcan demasiado anticuados, pues no en vano es una película del año 84, ¡hace ya casi treinta años! .

 Poco mas puedo añadirle. Entretenida para una tarde-noche de aquellas en las que estamos aburridas/os. Pero debido a que no acaban de entusiasmarme las películas de este tipo, le bajo un poco la nota desde mi punto de vista y la dejo en un 7 sobre un máximo de diez puntos.

Oct 10

Irma la dulce

Cartel Irma la Dulce Siempre me ha gustado la comedia y quizás por mi edad he visto en mi infancia las películas americanas de Jack Lemmon, Cary Grant, Jimmy Steward y me ha gustado siempre ese tipo de comedia de enredo heredera en parte del vodevil.

 En este caso, dirigida por el magistral Billy Wilder, con Jack Lemmon y una fantástica Shirley MacLaine, no es extraño que consiguiera un Oscar a la mejor banda sonora.

  Una comedia romántica ambientada en un ideal París, con un policía incorruptible y una encantadora y dulce chica que ejerce la prostitución, en una visión tan puritana como podía serlo en una película del año 1963. Te trae un poco a la mente, alguna posterior como Pretty Woman.

  La idea de retirar de la prostitución a una chica, haciendo lo que haga falta, siempre que sea legal, claro; es algo quizá demasiado manido, pero eso no quita para que nos haga pasar un buen rato y nos haga sonreír en muchos momentos de la proyección.

  Voy a darle una puntuación de ocho sobre un máximo de diez. Recomendable para aquellos que hayan pasado de los cuarenta y para aquellos que les guste la comedia y aún no hayan visto esta.

Oct 07

La isla de las cabezas cortadas

portada pelicula A ver si consigo explicarme… es una película de piratas. Tiene todas las escenas típicas del género. Esto significa que hay un tesoro, como mínimo un barco pirata. Alguna traición por parte de algún amigo. Un plano que hay que buscar. Persecuciones en alta mar. Tormentas y batallas navales. Islas escondidas y un capitán… perdón… una capitana pirata.

 Ninguna novedad que llame la atención. Una capitana con una carita demasiado dulce (Geena Davis) como para hacer creíble el respeto de sus hombres y una historia demasiado repetida como para llamar la atención. Con estos breves datos, no es extraño que fuera la primera de las veinticinco películas mas desastrosas económicamente hablando según cinemanía.

 De todas formas siempre se puede salvar algo de una película y en este caso se ha salvado la banda sonora y los juegos para consolas que se sacaron a partir del guión de la película.

 Poco mas puedo hacer por ella. Darle un cinco sobre un máximo de diez puntos. Aprobado justito para distraerse una tarde de cine. Aventuras previsibles y apta para todos los públicos.