Cabreos varios

Publicado originalmente el 20/04/2008 a las 01:13

Últimamente estoy pillando unos cabreos de órdago a la grande. Te vienen de cualquier lado y sin que te lo esperes. Voy a contaros los tres últimos.

Hace cosa de una semana, me llamaron de un banco en el que yo no tenía ninguna cuenta, pero ellos tenían todos mis datos (primer mosqueo, ¿de donde los han sacado?). Me comienzan a ofrecer una tarjeta VISA con un montón de ventajas, ¿para que la quiero si mi cuenta esta bajo mínimos?. Amablemente le digo a la señorita que no me interesa. Ella insiste. Yo insisto y me voy calentando hasta cabrearme. Al final, ante su insistencia le digo que mi religión me prohíbe usar tarjetas de crédito (ahí parece que ya le quedo claro que no la quería).Enfadado

La segunda me viene derivada de la recepción de mi correo, de buenas a primeras me comenzó a llegar una ingente cantidad de spam. Paso de haber tres o cuatro a la semana, a unos 150 diarios. Mosqueo, cabreo y solución drástica. En las reglas de mensaje del Outlook le pongo que me envié a la papelera todos los mensajes en ingles (aprovechando unas cuantas palabritas milagrosas que suelen ser inevitables en ingles). Ahora tengo solo 3 o 4 que se me cuelan.

La tercera me viene de una compañía de telefonía móvil. Primero me llaman con identificación oculta (primer mosqueo), luego te preguntan ¿eres el propietario de la línea?, ¿Cuántos móviles tienes?, ¿Cuánto gastas por termino medio?, ¿Cómo te llamas? (esta pregunta fue flipante), ¿Lo pagas por banco?… Aquí ya tuve que pararle los pies y muy amablemente enviarla a hacer puñetas (no con esas palabras, pero tentado estuve). Solución drástica, ahora cuando me llama alguien con identidad oculta, le descuelgo (que se gaste el dinero), y le vuelvo a colgar. Si alguien quiere hablar conmigo, quiero saber quien es, y si no me muestra su número como mínimo, no estoy obligado a prestarle atención.

Un amigo mío que trabaja a turnos es menos diplomático. Si ha trabajado por la noche y lo despiertan mientras esta durmiendo con una tontería de cambio de compañía, les dice de h. de p. para arriba y no se corta un pelo (en su situación, puede que yo hiciera lo mismo). El problema es que no puede desconectar el teléfono porque tiene gente enferma en la familia.

Aviso a todo este sector de individuos de mentalidad agresiva de ventas, que consiguen el efecto opuesto al deseado. Si quieren algo, que envíen por correo su oferta, y un teléfono gratuito donde consultar si te interesa. Se evitarían contestaciones inapropiadas y cabreos de los posibles clientes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*