Actas, tratados y mentiras en colores

Kader Arif Mientras que en internet todos comparten y se relacionan, se intentan firmar actas a nivel de todos los gobiernos de la forma mas discreta posible para controlar las intimidades que no se comentan en las redes, bajo la suposición de la protección del copyright. Algunos se suben al carro y aprovechan para sacar tajada mientras dure el apoyo gubernamental.

Bradley Manning Como el público en general se ha enterado de las firmas y ha protestado, nada menos que el jefe no recuerdo si del FBI o la CIA decía estos días atrás que el verdadero problema actual no era el terrorismo, si no los piratas informáticos. Otra forma de decir que los gobiernos deben tener el control de internet por encima de todo. ¡Hay que ver cuanto les ha dolido Wikileaks!. Inocentes encerrados y tratados como asesinos cuando solo se han limitado a compartir lo que sabían.

tasa google Y mi Twitter ya no es mi twitter que me lo han cambiado aunque siempre puedo comprar una joya para recordarme como era o por lo menos parecer tan geek como el que más. Mientras, el presidente responsable de la cuadrature du net intentando encerrar a aquellos personajes tan peligrosos como para burlar los impuestos digitales. Pero eso no queda ahí. Como ya comentábamos y gracias a los lobbys de alguna empresa “telefónica” de peso, se consigue la anulación de un organismo regulador de las comunicaciones que tantos dolores de cabeza les dio, para así poder hacer lo que les venga en gana.CMT

 Veremos a donde nos llevan, si hasta ahora eramos el octavo país europeo mas caro por precio, pero de los primeros en relación precio caro / sueldo, costándonos sobre dos días de sueldo al mes nuestra conexión de internet. Ahora que eliminan el organismo regulador, ya mejor conectamos vía Tam-tam.

 Hay quien se cabrea y al final decide resguardar su privacidad. Investiga por internet y encuentra cosas como Tor. Todo convencido lo instala y va y resulta que a las operadoras no les gusta que les hagan lo que ellas hacen con su spam y bloquean los accesos móviles que llegan desde estos servicios. Tor

 A estas alturas del siglo XXI todavía es válido aquello que escribía Discepolín en su tango Cambalache alla por los años 30 del siglo pasado:

 Pero que el siglo veinte
es un despliegue
de maldá insolente,
ya no hay quien lo niegue.
Vivimos revolcaos
en un merengue
y en un mismo lodo
todos manoseaos…

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*