¿Dinero o Salud? en un mundo globalizado

Genericos  El remedio del medicamento es el principio activo que lo contiene. Da igual lo que valga, a la misma cantidad del mismo principio activo, le corresponde la misma respuesta del cuerpo. Pero el tema de los derechos de propiedad hay problemas por todos lados, pues no se puede hacer un medicamento genérico si la patente la tiene otro laboratorio.Dr. Patarroyo

 Para acabarnos de cabrear, es interesante leer lo ocurrido con la vacuna que inventó el colombiano Dr. Patarroyoy que dono altruistamente a la humanidad, con la única condición que se fabricara en Colombia a un precio no mayor de un euro pero algunos gerifaltes de la OMSque deben estar en muy buenas relaciones con alguna empresa farmacéutica, pusieron trabas a la aceptación de su vacuna.

  Mientras, una parte del equipo de Patarroyo, era contratado por una empresa farmacéutica, a la cual (esta vez si) les permitían patentar la vacuna que en vez de costar menos de un euro que era lo que quería el Dr. Patarroyo, costará lo que le la farmacéutica estime oportuno, que seguro que no sera poco.

 Vacuna sintetica Patarroyo Por si esto fuera poco sangrante, la vacuna comercializada por la farmacéutica, tiene menos efectividad que la última versión creada por el Dr. Patarroyo (sobre 95% de efectividad). Otro dato curioso fue la retirada de subvenciones y ayudas que el doctor recibía al mismo tiempo que se comercializaba la vacuna por la farmacéutica. ¿A alguien le interesaba que dejara de investigar?.

  La polemicaestá servida, pues si en el año 1993 ya se hablaba de Patarroyo y su vacuna, en el 95, alguna prestigiosa revista se apresuró a asignar su realización a laboratorios de los USA. Puede que con el mismo nombre, pero me da la impresión que con dispares resultados (pues no serian tan iguales si no tienen la misma efectividad).OMS

 Como se suele hacer en casos similares, la mejor opción para que no hagan caso a una persona, es desacreditarle. Lo interesante del caso, es que siempre hay personas dispuestas a conceder crédito a estos tipos de descrédito, bien por envidia o por ser demasiado crédulos con los medios de comunicación.

 Esto deja a la OMSa la misma altura que la FAO. Organismos pagados y controlados por los poderosos, ya sean empresas o países para mantener las cosas como están, no sea que vayan a perder dinero. En definitiva, ni interesa curar a todo el mundo, ni interesa hacer desaparecer el hambre.

  Una nota curiosa: Con lo que se gastara administrativamente la FAO este año, podrían comer la mitad de gente que pasa hambre.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*